martes, 28 de junio de 2011

La decisión

Quedo con Marcos en la cafetería de siempre. Llego un poco antes que él. Estoy nerviosa. No se como decírselo. Tengo que ser valiente. Es necesario que lo sepa, que estoy embarazada. Pero me da miedo su reacción. Aun llevamos poco tiempo juntos. Se que no lo puedo retrasar más, porque al final será muy evidente. Le quiero. Confío en él. Se que me apoyará en cualquiera que sea mi decisión. El problema es que aun no se lo que quiero. Tener un bebé, es algo que siempre quise, pero creo que todavía no estoy preparada. Mejor se lo cuento y decidimos entre los dos. Sea cual sea la decisión será dura. Abortar es una posibilidad. Será duro ir a la clínica y hacerlo. Pero así me libraría del problema. Pero también quiero tener al bebé. Se que si aborto, me marcará de por vida. Abortar no es más que quitar la vida a un niño que aun no ha nacido. Además ya estoy de 2 meses y medio, y cuanto más tiempo pasa, más peligroso es para la madre. Tengo que aclararme. Tener ahora un bebé será problemático. Tengo que terminar mis estudios y encontrar trabajo. Con un bebé será más difícil. Pero se que Marcos me apoyará y me ayudará. Y mis padres también. Creo que será mejor tenerlo.

Marcos llega. Se sienta a mi lado. Tiene la cara seria. Creo que se imagina lo que le tengo que contar. Espero que no se enfade. Quiero que siga siendo el de siempre. Me abraza. Me susurra al oído te quiero. Me pongo más nerviosa aun. Tengo que decírselo, pero las palabras no salen de mi boca. Me centro en lo que tengo que decirle. Pero me voy por las ramas:

- Yo también te quiero Marcos, eres lo más importante para mi. Tengo que contarte algo muy importante. Quiero que te enteres por mi, no por terceros. No te enfades por lo que te voy a decir. El error ya ha sido cometido. Ahora solo nos queda afrontar las consecuencias. Hay que ser fuertes. Juntos podremos superarlo.

- ¿Que pasa Ara?

- No se como contártelo.

- ¿Me has puesto los cuernos?

- No es eso Marcos.

- ¿Entoces que es lo que quieres decirme?

- Te quiero mucho, y dentro de mi crece el fruto de nuestro amor. Estoy embarazada.

Al oír esas palabras, Marcos se queda paralizado cual estatua de piedra. Lo sabía, se ha enfadado. Me obligará a abortar y me dejará. No soy capaz de pensar otra cosa. De repente me pregunta:

- ¿Qué es lo que vas a hacer? ¿Lo tienes claro ya? ¿Lo vas a tener? ¿O prefieres abortar?

- Aun no lo tengo del todo claro, mi amor. Yo quiero tenerlo, pero sola no voy a poder cuidar de él. También quiero terminar mis estudios, y será mucho más problemático. Mis padres aun no saben nada. No se cual será su reacción al enterarse. Pero abortar es quitarle la vida a nuestro hijo. Tampoco quiero eso. Es nuestro, el fruto de nuestro amor y a la vez nuestro error. Él no tiene la culpa de nada. No quiero matarle.

- Yo te apoyaré sea cual sea la decisión. Te ayudaré a cuidarlo, te cuidaré a ti también. Si quieres abortar te acompañaré en todo momento. Pero si quieres tenerlo, estaré a tu lado por siempre. Será difícil al principio, pero saldremos adelante. Habrá que contárselo a tus padres y a los míos. No será fácil que lo acepten. Pero terminarán por aceptarlo. Va a ser su nieto, su primer nieto. Nuestra felicidad.

- Te quiero Marcos.

Después de decírselo a Marcos, me sentí más aliviada. La tensión poco a poco se va desvaneciendo y mis miedos disipándose. Se que cuento con el apoyo de Marcos. Que me acompañará mañana cuando se lo cuente a mis padres. Que me defenderá. Me dará su apoyo. Estará conmigo en todo momento.

lunes, 13 de junio de 2011

¿Que es la libertad?

En estos tiempos se habla mucho de libertad. Unos reclaman libertad de expresión, otros libertad de prensa, otros libertad de opinión, todo es libertad... pero a su vez todas diferentes.

El sentido de la palabra libertad, yo no lo tengo muy claro porque por libertad entiendo que no hay que cumplir ningún tipo de norma, ni obedecer a otra persona. Así que mi pregunta es ¿realmente somos libres?

Si te paras a pensar un poco, en esta sociedad en la que vivimos hay muchas reglas que cumplir. Ya sean las normas de tráfico, las normas de convivencia cívica, hay normas para construir, hay normas para todo, algunas incluso llamadas leyes. Y todas de obligado cumplimiento. Si te saltas una ley puedes terminar en la cárcel... Pero supuestamente vivimos en un mundo libre.

Cuando vamos a trabajar obedecemos al jefe, y si vamos a la escuela hay que obedecer al profesor... así que más normas!

Pero si no existieran estas normas, la sociedad en la que vivimos sería un auténtico caos. Además hay que tener en cuenta el ansia de poder del ser humano, que por naturaleza quiere ser el mejor en todo lo que hace, y quien diga lo contrario miente.

Supuestamente nosotros vivimos en una democracia, todos tenemos derecho al voto... pero de que sirve votar si todos los políticos en el fondo son iguales y no van a solucionar el problema de los ciudadanos... véanse algunas leyes aprobadas en este año... totalmente en contra de la opinión de la gente, que solo buscan el beneficio de unos pocos... Esto es libertad???? Yo no veo la libertad por ningún lado, la gente no puede decidir ni las leyes que le afectan directamente...

Pero bueno, esta es la sociedad en la que vivimos, unos pocos hacen lo que les da la gana y se enriquecen y al resto que nos den.

Cambiando un poco de tema, los animales son realmente libres??? o son presa de su consciencia??? En teoría no son humanos con la capacidad de racionalizar y en muchos casos sus sociedades son menos complejas. Pero es realmente libre el gato que se pasa el día durmiendo encima del muro??? o el zorro que vive en el bosque???? En un principio parece que si, nadie les da órdenes... pero su propia supervivencia puede entenderse como una orden...

Si la propia vida es una orden que hay que cumplir, aunque la sociedad sea un caos... que es realmente la libertad de la que tanta gente habla???

martes, 7 de junio de 2011

Comenzando

Buenas a todos, creo que como la mayoría, yo también estoy de examenes... pero bueno, no es nada del otro mundo, además cada uno que se hace es uno que queda por hacer. Estos últimos días los pasé muy agobiada, pero ya se terminó. Ahora solo quedan algunos examenes y listo.

En estos días de agobio, en los cuales mi cabeza estaba saturada, y mi cuerpo casi no me respondía. Si, fue un sinvivir, dormir poco y mal, era horrible. Me metia en cama y no era capaz de dormir... mi cabeza daba vueltas y vueltas sobre los mismos temas una y otra vez. Estaba demasiado agobiada incluso para dejar volar mi imaginación. Pero ya me voy recuperando. Y el día menos pensado aparece por aqui otra mega entrada con la resolución (o parte) de la historia que está entremedias.

También creo que pronto inauguraré una nueva sección, dedicada a mis divagaciones...No se si os gustará o no, pero espero que no sea un tostón. Porque cuando me vienen las ideas a la cabeza, las suelto sin pensar. Y a veces escribo demasiado.

En mis proximas entradas supongo que trataré algunos temas un tanto espinosos, no por conflictivos sino por ser conceptos abstractos, muy dificiles de definir. Porque que es libertad?

Espero volver pronto a pasarme por aqui, que echo de menos escribir libremente, que ultimamente lo único que escribo son trabajos para clase, y lo único que leo son articulos cientificos en inglés, algunos bastante enrrevesados, aunque interesnates cuando comienzas a pensar en el porqué de su significado.

Un besito para todos.