lunes, 20 de diciembre de 2010

Encuentro en el Hospital (parte 1)

Hoy voy a escribir una pequeña historia. Espero que os guste.


Hace algún tiempo, a principios de verano, mientras viajaba en el bus camino de un campamento de verano, vi a un chico. No se como se llamaba, pero era muy guapo. Me hubiera gustado conocerle, pero estabamos separados por 3 filas de asientos. No se el motivo, pero cada vez que alzaba la mirada y lo veia, se me congelaba la sangre. Cuando abandoné el bus pensé que nunca más le veria. Realmente no sabía lo que me deparaba el destino.

Seis meses después de aquel fortuito encuentro, no se como, me caí por las escaleras. El dolor era insoportable, me había roto la pierna izquierda y tenía un esguince en la muñeca derecha. Me llevaron al hospital. Allí me operaron la fractura de la pierna. Estuve ingresada algo más de una semana. Durante ese tiempo varios médicos estuvieron pendientes de mi evolución, lo que no me esperaba era que él tambien estuviera. Estaba allí con una bata blanca y una placa en la que ponía su nombre. Se llamaba Gerard. El nombre era francés. Era un estudiante de medicina. El médico titular le mandó ser quien me vigilara. Podría pasar más tiempo con él.

La verdad es que nunca pensé en que le volvería a ver, y menos aún que sería mi médico.

El resto de la historia la continuaré en otro momento

jueves, 2 de diciembre de 2010

Sin tiempo para pensar

Pasó más tiempo del que esperaba para escribir esta entrada, realmente es que tengo poco tiempo... los examenes y las practicas en el laboratorio terminan conmigo. Tambien tengo la mente saturada con tanto trabajo, pero espero ser capaz de escribir pronto una historia. Por lo de ahora aun está tomando forma en mi mente, estoy preparando un poco a los personajes. Espero poder tener algo listo para navidad, pero no se... porque se me acumula demasiado trabajo de la uni.

domingo, 10 de octubre de 2010

Continuando con la aventura

Pronto comenzare a escribir alguna historia que se me venga a la mente, pero primero tengo que familiarizarme algo con el funcionamiento del blog y disponer de algo más de tiempo. Adaptarme al nuevo curso que acabo de comenzar, y sobre todo, tener la mente más despejada, que llevo un par de semanas con la mente casi bloqueada del todo. No se si los cambios de horarios influyen, pero supongo que si.

Las palabras tienen que fluir, poco a poco. No sirve de nada forzarlas a salir, porque no salen. Además es necesario dejar volar la imaginación. Creo que voy a hacer una prueba, a ver que es lo que sale.

PEQUEÑA HISTORIA DE PRUEBA

En una dimensión paralela, en un pequeño planeta, habita una niña a la que le gustaba mucho conectarse a un chat. En el conoció a un montón de gente con la que se divertía mucho charlando de cosas muchas veces increíbles. Las conversaciones a veces se desviaban tanto de la realidad, que aquello era un mar de risas. Pero un día, un malvado virus atacó el ordenador de la chiquilla y el chat en el que solía conectarse ya no estaba disponible. La niña se sentía muy triste, porque no podía hablar con sus amigos. En aquel pequeño planeta, apartado de la mano de dios, nadie se preocupaba por los sentimientos de la niña. Por eso  un día, ya harta de que nadie la escuchara, decidió coger una de las viejas naves espaciales y lanzarse a una aventura ella sola.

y como no se ya por donde seguir, la continuo en la próxima entrada, que espero sea pronto

El comienzo de una nueva aventura

Hoy comienzo a escribir este blog, no se que saldrá de aquí pero espero que nada malo. Supongo que en este rinconcito hablaré a veces de mis múltiples aficiones, de mangas y animes, a veces de series o películas. Tal vez comente algún libro que estea leyendo... y muy posiblemente comience también a escribir alguna pequeña historia que salga de mi cabeza, quizás en una sola entrada, o quizás en varias... eso nunca se sabe.

Me gustaría que esto fuera un lugar en el que poder dejar volar mi imaginación y que las palabras broten poco a poco sin forzarlas a salir. Por eso creo que a veces las entradas serán largas, otras cortas o incluso algún día inexistentes por falta de ideas o de tiempo.

No espero nada de esto, solo expresarme libremente y el que quiera que lo lea.